Depilación eléctrica.

Un tratamiento que ha caído en deshuso por la aparición de nuevas tecnologías pero que sigue teniendo su sentido, el vello facial que está aislado se puede tratar con depilación eléctrica así como el vello amelánico (vello blanco) que tratamientos como la fotodepilación no pueden solucionar.