Fotorejuvenecimiento

Consiste en aplicar pulsos de luz intensa (IPL) en la piel penetrando en esta y estimulando la formación de nuevo colágeno.

Mejora la calidad la piel y proporciona un aspecto más suave y terso de forma duradera.